Google+ Followers

viernes, 19 de septiembre de 2014

Donde nadie te encuentre. Alicia Giménez Barlett





  Si nos encontrásemos frente a un libro de ficción, no dudaría en calificarlo de apasionante. Así lo atestiguan el ritmo narrativo, el argumento; con ese montaje paralelo más propio del cine; o la tremenda historia humana que destilan estas páginas. Pero darle ese tratamiento a lo que ha sido la peripecia vital de un ser humano acorralado, a lo que es un canto lacerante de la soledad humana, y presentarlo tan sólo como un thriller tan negro como la España que muestra, me parece una falta de respeto al protagonista de esta historia tan dolorosa como real.  Nacida cono Teresa Pla Meseguer,  La Pastora vivió en una continúa huída del mundo y de si misma. Hermafrodita en un tiempo de oscurantismo, acosada en una España trágica, una España que habría sido de opereta y sainete; una patria garbancera; de no haber causado tanto dolor, tanto sufrimiento gratuito, tantas humillaciones inmensurables. Donde nadie te encuentre es ante todo la aventura humana de aquel a quien le toca nacer y sufrir una época histórica. Es la soledad infinita de Teresa, luego llamada Florencio en esa España negrísima con contornos de catafalco y olor a cerrado. Este es el país que encuentra un siquiatra de La Sorbona; especializado en mentes criminales; que piensa que la protagonista reúne las características para sus estudios, debido a la propaganda franquista que la presenta como un monstruo ahíto de sangre. Durante su viaje iniciático por un país que no deja de asombrarle por su atraso espiritual y coyuntural, es acompañado de un periodista voluntarioso. Al final de este éxodo, decepcionado, abatido. aún es capaz de arrancarle a la vida la positividad de un personaje que no se ha dejado vencer, frente a su profunda decepción en un país de delatores, y supervivientes, donde nada es lo que parece. Después de una vida de vejaciones y vacíos, Teresa cambia sus ropas de mujer por las de hombre al ingresar en el maquis. Al final ha encontrado un lugar donde se le acepta como es, y asimila la ideología del grupo convirtiéndose en uno más, pero las circunstancias le devolverán a su soledad eterna, cuando todos los compañeros vayan cayendo abatidos por el enemigo. El francés vuelve a su pais tras comprender entrevistando a La Pastora que las mentes criminales están en otra parte y que en una guerra al final todos son vencidos. No sin antes llevarse un último y amargo desengaño, de un país que no acaba de comprender. El libro es ante todo un poema a la inmensa soledad del hombre, una elegía a todos aquellos que tienen la desgracia de nacer en un lugar y un tiempo equivocados. Y lo hace reivindicando la memoria de tantos otros en la persona de La Pastora. Descansa en paz, donde nadie te encuentre,,,,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.