Google+ Followers

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Las Hurdes. Tierra sin pan de Luis Buñuel.







"Había en Extremadura, entre Cáceres y Salamanca, una región montañosa, desolada, en la que no había más que piedras, brezo y cabras,,"
Cuando Buñuel llega Las Hurdes, entre las angosturas de la sierra de la Alta Extremadura, para transformar en imágenes sus alquerías, aquellasasas arracimadas, y las estrechas callejas, se encuentra con un paisaje de miserabilismo y desamparo. Buñuel; entomólogo vocacional confeso; disecciona los aspectos mas impactantes de las condiciones infrahumanas de sus habitantes, el tremendismo de su cotidianidad, en imágenes que reflejan del devenir de la tierra de "jambri"(hambre en castúo). Película maldita, fue financiada por el anarquista Ramon Acín, que presto el dinero obtenido en la Lotería. Fue prohibida por la República, y posteriormente por las autoridades falangistas, que incluyeron al director en sus archivos represores como "Autor de Las Hurdes. Película abominable, verdadero crimen de lesa patria". La realidad deviene buñuelesca metáfora, descubriendo el absurdo de esa variedad de tribalismo que denominamos "ideologías". Utilizando las imágenes como arma arrojadiza, como documento social, de verismo y crudeza desasosegadores, testimonio de la pervivencia de sustratos prehistóricos en la sociedad. La película, ya contiene todas las obsesiones y estilemas que la obra posterior de Buñuel desarrollaría. El viaje entre lo individual y los social, la materialización de los sueños en el espacio de la representación, conforman el concepto artístico de un autor que confiesa su alejamiento del grupo surrealista. Pese a ello, dota a la narración fílmica de una textura documental tan extrema que se transmuta en espacio surreal, dinamitador de la visión acomodaticia del espectador burgués. Las inhumanas condiciones de vida de los hurdanos no dejan lugar a la esperanza. Enfermos de bocio, cretinismo o enanismo, conforman la tesis visual que Buñuel utiliza para zarandear las conciencias y sembrar inquietud. Las Hurdes. Tierra sin pan, es uno de los mejores documentales de la historia. Deudor de la tradición negra española, desde los tenebrista, al esperpento valleinclanesco. Las terribles imágenes son contrapunteadas por los acordes de la Cuarta Sinfonía de Brahms, que la dota de una insana y terrible poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.