Google+ Followers

jueves, 1 de diciembre de 2016

AFFETTI AMOROSI. XII CICLO DE CONCERTOS “MÚSICA DO INVERNO”. CONVENTO DOS REMÉDIOS DE ÉVORA

                        





Es todo un lujo para cualquier melómano escuchar una agrupación de estas características. Lo es por la calidad de las intérpretes y también por la originalidad de la mezcla instrumental. Es inusual escuchar un "consort" tan atípico como el presente, que no se encuadra en ninguna de las categorías, y que incluye entre sus instrumentos la viola de gamba con su melancólico y evocador timbre. Lo es, aún más; si se acompaña de guitarra barroca y tiorba. En escasas ocasiones se deleita el público de estos instrumentos conjuntamente. Ciertamente existen agrupaciones que se aproximan al periodo Barroco/Renacimiento, utilizando instrumentos y cuerdas de tripa de oveja, con los consiguientes problemas de afinación en lugares húmedos o con climatología adversa, que les obligan a estar ajustando constantemente los instrumentos. 

Este trío de féminas, es una verdadera rareza. No es fácil escuchar, como dije, una viola de gamba. Si además se interpreta con la técnica y la precisión de Carmina Repas Gonçalvez, es un verdadero regalo para los sentidos. Para abrir el programa (y jugar con ventaja, sin duda) se eligió al ínclito laudista John Dowland y su conocida obra “Come again:Sweet love doth now invite. “Ven de nuevo, dulce amor, ahora invito”. Se trata de un estándar para las agrupaciones musicales, de letra anónima y con la característica de que se trata de un SATB, es decir puede ser interpretada por voz solista o acompañada de un grupo vocal.  En música, SATB es una sigla para soprano , alto , tenor , contrabajo , definiendo los tipos de voz requeridos por un estribillo o coro para realizar una obra musical en particular. Piezas escritas para SATB (la combinación más común, y utilizados por la mayoría de las melodías de himnos ) pueden ser cantadas por coros de géneros mixtos, por coros de hombres y niños, o por cuatro solistas. Este "Come Again", es un tema dulce y amargo al mismo tiempo, dentro de la querencia melancólica del compositor británico. Además, se trata de una homofonía (Conjunto de notas musicales que se producen al unísono.) Esta pieza es tan famosa que hasta el cantante Sting ha hecho una respetable versión en su grabación “Songs From The Labyrinth” (2006). La interpretación de la agrupación fue de una belleza plena de matices.

Come again! sweet love doth now invite
Thy graces that refrain
To do me due delight,
To see, to hear, to touch, to kiss, to die,
With thee again in sweetest sympathy.

A continuación, el trío interpretó composiciones de Dowland que se pueden encontrar en el “Primer libro de Canciones”: Awake, sweet love, thou art return’d, compuesta originalmente para cuatro voces y laúd. Adopta la forma de “Gallarda”  y en la voz de Sandra Medeiros, esta cadencia melancólica, resulto una experiencia irrepetible.  Dowland fue un laudista de altibajos anímicos, casi depresivo que vertió sobre sus partituras las experiencias internas y fue un cantautor de éxito en la época. El dominio del laúd de Helena Raposo, mixturado con la voz de Medeiros arrancó instantes sublimes a las composiciones del músico isabelino, como durante la ejecución de la hermosísima “Flow my Tears”, recreando las notas largas, con una cadencia que hoy denominaríamos “New Age”. Esta pieza esta basada en una pavana con motivos comunes en la era isabelina, comenzando por un motivo lagrimeante en "La" y descendiendo hasta el “Mi”, tono por tono. La versión original era puramente instrumental y se titulaba “Lachrimae Pavan”. 



De otro británico, el compositor Robert Johnson (1583/1624) que trabajó en el teatro con William Shakespeare, era el momento de interpretar una de sus “Allemandas” para laúd. (lute solo).
Del francés Pierre Grédon (1570/1620) se interpretaron “Si Parles et le Silence” un aire de corte, de texto anónimo (Opus 31), que pueden escuchar en la grabación de “Attaignant Consort”:Le Parler et le Silence”. Esta pequeña danza está extraída de uno de sus seis cuaderno de “Airs de Cour á Quatre et Cinq Parties". Grédon, como músico de la corte de Enrique IV de Francia, compuso muchos de estos aires y ballets. A continuación se dio paso a uno de sus más destacados “aires”, titulado: Cessés mortels de soupirer (Dejad, mortales de suspirar), de clara intención danzística y desgranada espléndidamente por Sandra Medeiros.
 

Tobías Hume quedó representado por la obra “Preludio al 5º Tono para viola de gamba”. Hume luchó por promover la viola frente al laúd; que con autores como Dowland; dominaban la escena y las Cortes. Digitación, técnica y sentimiento notables en la violista Carmina Repas Gonçalvez. Una preciosa interpretación de certera digitación para un instrumento que se ha recuperado, después de perder en su día la batalla frente a la familia de los violines, debido a su menor volumen sonoro, frente; al brillo y fuerza de los  nuevos instrumentos. Pasó al olvido aplastada por la potencia del violonchelo

A continuación del organista Giovanni Stefani fue recreado con sus obras "Occhi Crudeli", "Amante Felice" y “Afetti Amorosi.” También Giulio Cacinni, el equivocado autor del “Ave María,” que en realidad no fue compuesto por él, fue representado con la gozosa “Amarilis, bella mía”, uno de sus madrigales más conocidos. Escrito en bajo continuo, esta preciosa obra es una "sprezzatura", concepto aristocrático acuñado por Baldassarre Castiglione en 1528, referido a la distancia emocional -hieratismo o desafecto- propia de la nobleza, al estilo silábico de la melodía, y al solo contradicho por los líricos melismas que adornan el último verso. Pero también al reducido ámbito de la melodía (apenas una séptima), situada en un registro relajado que permite una expresión cercana a la declamación.


El excelente y ecléctico programa se complementó, entre otras con el aria “Sweeter than Roses”. La segunda parte de "Más dulce que rosas" se basa en un ostinato rítmico de dos octavas partes las que siguen dos notas negras, los octavos siempre saltando por un tercero. En do mayor, la segunda parte es tan simple como armónicamente la primera, sin aventurarse más allá de la dominante. La repetición constante en el bajo contrasta con melodías floridas, especialmente un melisma extendida sobre "victorioso". 
La tragedia "Pausanias, el traidor de su país", es una semi-ópera con letras de Anthony Henley. También del enorme Henry Purcell  (de la semiópera “The Indian Queen”). Hay tres versiones de una de las canciones más famosas de Purcell. La tercera versión de Purcell musíca la historia del Coronel Henry Heveningham (1651-1700) que adaptó un texto que declama Orsino, un personaje de la comedia de Shakespeare Twelfth Night, traducida al español como “Noche de Reyes”.  "Si es el alimento del amor", se imprimió en julio de 1695 en el segundo libro de Deliciae musicae. Como la famosa y emotiva canción "If music be the food of love ", de la cual el trío extrajo todos los matices posibles.
Un legado musical del mejor compositor en la época de restauración de los Estuardo. Quizás el mejor compositor ingles de todos los tiempos. Un escenario irrepetible, el Convento Dos Remédios, de Evora, para una experiencia que los buenos aficionados supieron valorar. Es de agradecer el trabajo de estas interpretes para divulgar obras inmortales y mantener los cánones instrumentales y de ejecución de la época. Detrás existe una formación y una profesionalidad apabullantes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.