Google+ Followers

viernes, 7 de abril de 2017

Cámara Antiqva, XXII Ciclo de Música Sacra. Sociedad Filarmónica de Badajoz

                          




Un excelente broche para cerrar el XXII Ciclo de Música Sacra, organizado por la Sociedad Filarmónica de Badajoz: El concierto que la agrupación coral Cámara Antiqva desgranó en la iglesia de San Andrés. El programa era casi un monográfico del maestro abulense, el sublime Tomas Luis de Victoria, muy apropiado para las fechas cuaresmales, con la inclusión de  alguna partitura de Cristóbal de Morales o el luso Diogo Dias Melgás. Como primicia el coro ofreció “Jesu, Rex Admirabili”, un madrigal a 3 voces, probablemente basado en un texto de Bernardo de Claraval. Los madrigales espirituales de Palestrina son un poco más ligeros, tienen ritmos más flexibles, con contrastes más agudos que sus motetes y fueron muy populares durante su vida, siguiendo las normativas de la reforma trentiana.


Tras esta delicada y preciosa obra que habla de “disipar las tinieblas", el coro dio paso a la primera de las partituras de Tomas Luis de Victoria, interpretando el “O Quam Gloriosum Est” (hay dos erratas en el programa impreso). Se conserva una tablatura para laúd de este motete en la antología preparada por Adrian Denss, publicada en Colonia. Se trata de un motete envolvente, mucho mas “alegre” que el acostumbrado compositor, melancólico y oscuro en otras partituras. Como curiosidad destacar que fue utilizado en la película “Las Crónicas de Narnia” y que este motete junto con “Vidi” son los únicos que no terminan en un "Alleluia". Motete a cuatro voces (C AI AII T) para ser cantado durante la misa en el momento de la comunión. Fue publicado por Victoria en su segunda colección importante de motetes (Roma, 1583).



El "Officium Defunctorum" (Requiem) es un oficio de difuntos, compuesto para las exequias de la emperatriz María, para coro a seis voces del compositor español Tomás Luis de Victoria. También se interpretó el Kirie, una obra donde las secciones las secciones combinan el canto llano propio del canto gregoriano, monódico y de ritmo libre, con el canto polifónico, estructurado sobre un cantus firmus. Es una de las últimas grandes obras del polifónico renacentista. Hay una grandiosa sonoridad en las seis voces con las que Victoria construye su breve Kyrie eleison

La agrupación elevó sus melismas hasta la cúpula de la iglesia, trasladando el tiempo de las grandes catedrales, los oficios suntuosos, pero con percepción de lo efímero. Un lamento que también celebra la vida. con un empaste asombroso en la agrupación.
 
Cristóbal de Morales fue interpretado a continuación con su obra “Circumdederunt Me”, un motete a cinco de su Misa de Difuntos. Melodía sublime basada en el salmo 17.

Retomó el coro al maestro de Ávila para ejecutar el “Seniores Populi” para los maitines del día de la Cena del Señor (Jueves Santo); concretamente es su sexto responsorio. En estas pequeña obras, Victoria despliega todo su arte en este motete (SATB) y exprime, a más no poder, todo el dramatismo que se contiene en estos dieciocho salmos del "Tenebrae Responsories" (Feria V en Coena Domini ad Matutinum) Los salmos están fijados para cuatro voces cada uno, pero con diferentes disposición de la soprano voces (S), alto (A), tenor (T) y bajo (B). Soprano, tenor y bajo, a veces se dividen. Seis responsorios están dedicados a cada maitines del Jueves Santo (Coena Domini), la cena del Señor. Viernes Santo y Sábado Santo ( Sabbato Sancto ).
En este se describe cómo los ancianos judíos se confabularon para prender y matar a Jesús y cómo lo hicieron con espadas y palos. Una verdadera joya.


EL controvertido Gesualdo se descolgó del programa. Hubiera sido interesante escuchar los atrevimientos cromáticos y disonancias del violento príncipe de Venosa. Me atrevería a asegurar,  que nunca escuchado por estos lares. Estaba programado el responsorio "O vos Onces”, donde se habría podido apreciar el excelente contrapunto de un autor adelantado a su época.
Del organista alemán Hans Leo Hassler pudimos escuchar su “Verbum Caro Factum est” (La Palabra se hizo Carne), una de las obras más celebradas por los asistentes. Es un responsorio de Navidad a 6 voces (también se puede interpretar a 3), escrito en estilo antiphonal.  "Verbum caro factum est", está escrito en gran parte en textura homofónica, que deja vislumbrar que se habían introducido las estructuras profanas en el campo del motete. Es una muestra de la dinámica en terrazas, propia del periodo renacentista. La música de Hassler estuvo muy influida por los maestros flamencos (especialmente Orlando di Lassus) y el nuevo estilo veneciano. Compuso tanto para el rito luterano como para el romano, y se le recuerda especialmente por sus lieder alemanes sacros y profanos. En el campo religioso el compositor empezó en la línea de Lassus;

El “Salve Regina” en Stilo Antiqvo, del luso Diogo Dias Melgás fue largamente aplaudido. Considerado el mayor maestro de la escuela polifónica portuguesa, “Salve Regina” a 4 voces nos traslada a los comienzos del barroco. mostrando tímidamente pequeños artificios mezclados con grandes líneas, momentos más dramáticos o la vitalidad en pasajes cuasi pastoriles y aire madrigalístico. A continuación el "Quam Pulchri Sunt" (in Conceptione Beatæ Mariæ)
 El programa continuaba con otra antífona mariana del maestro abulense de la polifonía renacentista, titulada “Regina Caeli Laetare" en esta ocasión a ocho. Posiblemente compuesta en su época romana. Una obra dinámica y exultante (¡esos Aleluyas!)

El organista y maestro de capilla alemán, Samuel Scheidt, estuvo presente con "Surrexit Christus Hodie", a ocho, dinámica y jubilosa. Es autor también de obras vocales (Cantiones Sacrae), para cuya composición utilizó elementos del estilo concertante italiano. Fue uno de los primeros en importar las matrices de las innovaciones estilísticas italianas para la música alemana, Sus "Canciones Sacras" se acogen celosamente, tanto a los principios de la policoralidad veneciana como al uso de madrigalismos. que principiaban a emplearse de forma pródiga en todo tipo de colecciones monódicas del norte de Italia. Todas son piezas a 8 voces, extraídas de esta publicación, casi todas en alemán (aunque hay dos excepciones, Surrexit Christus hodie y Puer natus in Betlehem), que están en latín.


Finalizó el concierto con el regreso del clérigo español y su “Gloria, de la "Missa Alma Redemptoris” para dos coros a cuatro, realizada con la técnica renacentista de la parodia.  Aunque el coro tan solo lleva un año funcionando, está claro que detrás hay un trabajo bien hecho, horas de aprendizaje, de sacrificios e ilusión, No hay otro modo de conseguir ese empaste, esas líneas melódicas, esas entradas a escuadra y cartabón. No necesitan que nadie les augure un prometedor futuro para seguir haciendo disfrutar al público, sin olvidar la importante labor de rescatar y difundir cultura (incluso en los trajes) Se despidió Cámara Antiqva realizando dos vises ante los aplausos del público y dejando el deseo de un próximo reencuentro (con Gesualdo esta vez, por favor) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.