Google+ Followers

viernes, 5 de mayo de 2017

VII edición del Fanter Film Festival en Cáceres

       

Utilizando como mascarón de proa la mítica creación de Tobe Hooper: Poltergeist (Están Aquííí…), llega la edición nº VII de una propuesta cinéfila ya consolidada en la ciudad de Cáceres. No faltarán a la cita todos los iconos, la mitología del género y los subgéneros del fantástico y el terror. 
Como propuesta de cabecera (Viernes 5 a las 18:30) los programadores ha seleccionado una excelente revisitación del imaginario del zombi: “Train To Busan” (Busanhaeng). Estimulante propuesta surcoreana y primera cinta en imagen real del director Yeon Sang-Ho. Una apuesta, con influencias del cómic, comportamientos complicados para mentalidades occidentales y querencia por el exceso. 

Los aficionados a la “escabechina” de muertos vivientes  disfrutarán, sin olvidar el sentido del humor y la música; hibridada con lo que se ve en pantalla; con ciertos toques de crítica social y control del gore (sin excesos). Un espectáculo repleto de adrenalina que da una nueva dimensión a un género, quizás algo deshilachado, cuyos esquemas revoluciona y aplica como un mecanismo de relojería. No olvida el director las relaciones humanas, o esa metáfora de una sociedad antropófaga, capitalista y devoradora real del ciudadano. A todas luces una candidata para convertirse en “cult movie”, con su movimiento perpetuo, sus imágenes icónicas, su vocación de serie B o su nada soterrada critica sobre una sociedad que te devora. Igual que los zombis. Aquí las segundas lecturas están de más. Esta “Alarma en el Expreso” en versión “devorahigadillos”; dionisíaca propuesta con referencias a aquel fantaterror hispano de la excelente “Pánico en el Transiberiano”; pionera del terror de pipas; dejará buen sabor de boca entre los amantes de ese ¿subgénero? de tipos incorruptos que se caen a trozos y son parcos en palabras.

Otra de las propuestas del Festival es  el ejercicio de estilo “Green Room” (bañada de azules y verdes), con interpretación del malogrado Antón Yelchin. No hallamos ante un violento thriller donde un grupo punk verdaderamente “road”, acepta una insólita proposición que les lleva a una situación donde la supervivencia es el precio a pagar. Con un suspense de estudiada morosidad, evitando el montaje epiléptico o la molesta “shaky camera”, con sus resultados negativos para la estabilidad del espectador, el director nos introduce en una América oculta, olvidada y siniestra. El mensaje de “no estires la cuerda”, deja el sabor metálico en la boca de lo que la presión puede hacer con cualquier ser humano. Casi una pieza de cámara, un estudio entomológico sobre esa maldita suerte que te hace estar en el lugar y momento equivocados.  Saulnier transmite una sensación de angustia con escasos medios y mucho talento (actoral también), con progresión argumental que atrapa en sus redes. Óptimo manejo de espacio y música de Brooke y Will Blair, sin dejarse arrastrar al abismo del mal gusto en lo violento, pero manejando la incomodidad con precisión. Escaso presupuesto, pero mucho talento. Un cóctel explosivo.


“I Am a Hero” es una adaptación de un célebre manga. El encargado de pergeñar la adaptación ha sido Shinsuke Sato, que narra la historia de Hideo, dibujante mediocre, y su desencuentro con su novia/zombi. Aderezada de gore nipón (con todas sus consecuencias), algún plano-secuencia de antología y bizarrez por un tubo. No escapa a esa querencia actual de todas estas cintas de servir de crítica al sistema que permite su producción y  supervivencia. “Ya estábamos muertos”, dice un personaje. Aquí palpita el latido de la serie B, con envoltura de blockbuster para presentar un antihéroe que regala escenas del gore más visceral (en sentido esctricto) y obtuvo el Premio del Público en Sitges. Hábil manejo de los efectos visuales y el maquillaje. Devoción palomitera (en el mejor sentido) y un gran respeto por las criaturas originales del manga. 

En el lago negativo (por así denominarlo) esa propensión nipona a la mixtura de géneros, con un desenfado conceptual que resulta difícil de digerir fuera de sus fronteras. Algo así como el “Humor Japonés” por antonomasia. Mixtura desvergonzada de géneros, cambios vertiginosos de intensidad  y contextos, difícil equilibrio con lo grotesco, con instantes impactantes como la escena final o la de la autopista. Una de las escasas muestras del zombi nipón con altos niveles de calidad, refrescante y de larga duración.


 

"El Ataúd de Cristal” es un file de ajustado presupuesto donde la interpretación de Paola Bontempi, la calidad del guión y el dominio del timing,  demuestran que una obra a “Huis Close” puede desarrollar altos niveles de asfixia e intensidad dignos de otras producciones. Una ópera prima con notable banda sonora, difícil puesta en escena y sorprendente fotografía. Conlleva la dificultad del espacio único. Una limousine (que recuerda a Holly Motors), trufada de influencias desde el mismo “Hitch”, hasta el giallo italiano, pasando por De Palma.



“La Autopsia de Jane Doe” no es un plato para todos los estómagos, sostenida por las interpretaciones y Emile Hirsch y el fabuloso Brian Cox, trufada de silencios, con una primera parte excelente. La apuesta del director avanza por el terreno del terror psicológico y claustrofóbico. Jane Doe es el nombre que se da a los cadáveres de este tipo sin identificar (algo así como el Juan Nadie de Capra). Un difícil “tour de force” al que se enfrentaba el director  para no hacer excesivamente lenta y repetitiva la trama a puerta cerrada y malsana atmósfera, teñida de originalidad. Una apreciable promesa para los tiempos que corren.
“The Divide” (Aislados) es un postapocalíptico thriller que coincide con otras películas del festival en su ambiente claustrofóbico, en esta ocasión un sótano de un edificio de apartamentos. Nacida con vocación de enfermar al público, una bizarrada con ida de olla final, sobre la degeneración de unos personajes y que no rehuye las escenas duras (físicas y morales), para mostrarnos un concepto deprimente (y depresivo) de la humanidad. Preñada de referencias (Alien, Perros de Paja, El Club de la Lucha), no es un plato para servir a todos los espectadores, con una estimable interpretación de Rosanna Arquette.
“Kubo y las Dos Cuerdas Mágicas” es una pequeña joya samurai  con impactante epílogo. Fantasía heroica a modo de fábula, con influencias del cuento tradicional nipón y su mitología. Quizás se queda a caballo entre el público adulto e infantil, pero sin duda una de las mejores propuestas de los últimos años, pletórica de imaginación y  delicadeza formal. Una obra de orfebre, plena de poesía, con resonancias de Kurosawa, disfrazada de aventura iniciática y habitada de ese material con que se hacen los sueños. Excelente banda sonora de Dario Marianelli.


“Hard Core Henry”, es una cinta deudora del mundo del “game”. Perspectiva en primera persona para un aluvión de explosiones, carreras y acción. El plano subjetivo es llevado al límite en esta cinta rusa que puede agradar o terminar hastiando. No existe otra obra de estas características desde la mítica “La Dama del Lago” (1947) donde tan sólo en un espejo se ve el rostro del protagonista (Robert Montgomery). Acrobática, deslumbrante, pirotécnica, en ningún caso esta montaña rusa de adrenalina deja indiferente, aunque invite a tomar una dosis de biodramina antes de su visionado.


Otra cinta de zombies es "Melanie. The Girl With All the Gifts", con actores de la talla de Paddy Considine, la “bomba “Gemma Arterton o Glenn Close. Notable la capacidad del director para alternar secuencias íntimas con masacres, integrándolas en el texto fílmico sin imposturas. Con una crítica soterrada y ecológica acerca de la relación del hombre con la naturaleza, ayudada por envolvente banda sonora de Cristobal Tapia de Veer y la interpretación de la debutante Sennia Nanua. Una paleta cromática de tonos tierra y verdes completa esta atractiva oferta visual, Basada en la novela homónima escrita por Mike Carey en 2014, esta fábula distópica es una de las mejores ofertas de esta edición, sin duda.
Una programación que incide en la temática del subgénero apocalíptico/zombi, y que sin duda hará las delicias de los espectadores. 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.