Google+ Followers

miércoles, 3 de mayo de 2017

XXXIV Festival Ibérico de Música


                    


Una atractiva y ecléctica programación la seleccionada para esta edición, cuyo mascarón  de proa es la violinista moldava Patricia Kopatchinskaja, que llega al escenario del Palacio de Congresos cuando aún no se han evaporado los hermosos sonidos que arrancara del instrumento Tai Murray. El 19 de Mayo, los afortunados asistentes al concierto podrán apreciar la heterodoxia y vehemencia que gasta la moldava a la hora de atacar las cuerdas. Bajo la batuta de Álvaro Albiach, nos llegará un Sibelius señero, ya que fue el único concierto para instrumento solo de este autor, que lo dedicó al violinista Billy Burmester, quien no llegó a estrenarlo, dando paso a Víctor Novacek, cuya ejecución dejó mucho que desear. El Concierto para violin y orquesta de Sibelius se trata de una pieza que solicita complejos requerimientos técnicos con un primer movimiento en forma de “Sonata” con instantes de “cadenza” para lucimiento del virtuoso. Un instante de octavas paralelas, que pasea del viento a la cuerda y regresa al solista, pleno de emotividad. El segundo movimiento, sin duda con ecos de Debussy y su “fauno sesteante”, requiere temperamento en el instrumento. 

Este es un movimiento muy romántico. Aunque la verdadera dificultad se encuentra en el tercer movimiento (con apariencia de vals en el segundo tema) Este “Allegro, ma non tanto”, con un “tutti” pleno de armonías, y una técnica que solicita brío, energía, donde las frases cromáticas conducen hacia la fingida fanfarria de los metales. Un concierto con la acostumbrada pasión que el autor ponía en la partitura, una flecha directa al corazón. Sibelius prohibió que se interpretara la primera versión que escribiera de este concierto. A continuación, la Sinfonía nº 3 en Fa Mayor, Opus 90 de Johannes Brahms. El alemán se acercó a las Sinfonías con cautela y en modo progresivo (no en vano la sombra de Beethoven era alargada), debido a la presión de la crítica que lo veía como sucesor del genio de Bonn. En esta obra se emancipa de la influencia beethoveniana. Su seguridad ya era notable y apenas tuvo que trabajar tres o cuatro meses sobre la partitura. Una escritura de gran belleza cromática y “aparente” sencillez, con un segundo movimiento de leve instrumentalización, casi música de cámara que da paso al celebre tercer movimiento.
Este “poco alegretto” en 3/8 se ha convertido en una pieza popular de inmensa belleza, asentado sobre una frase melódica que se reinterpreta una y otra vez por los distintos instrumentos, retomando en “pianísimo” el tema de la apertura y que los buenos aficionados sabrán saborear y reconocerán de la película ¿Aimez-Vous Brahms?, dirigida por Anatole Litvak. El compositor consigue aunar el ardor del romanticismo con los principios clásicos de solidez en la forma y claridad. Durante el segundo movimiento podrían imaginarse plegarias, riachuelos, y zumbidos pastoriles de la naturaleza. La “Tercera” es una pesadilla para coordinar los diferentes grupos orquestales, para reflejar el subjetivismo en cada poro de la obra, a pesar de ser la Sinfonía más corta que compuso. El segundo movimiento va saltando: madera, violas, cellos, clarinetes hasta que retoma la tranquilidad. Brahms elige no terminar en crescendo, ni en fortísimo “tutti” al uso.
El epílogo es evanescente, hasta desaparecer. Una obra muy poco interpretada. A mi me parece teñida de un romanticismo ensoñador





La JONDE clausurará el 21 de Junio con una obra no estrenada en nuestra comunidad: La Novena Sinfonía de Mahler. 20:30
Palacio de Congresos de Badajoz

JOVEN ORQUESTA NACIONAL DE ESPAÑA
Novena Sinfonía de Mahler
La 9ª de Gustav Mahler, última antes de su óbito, es una reflexión sobre la muerte como aceptación. Incluso su inicio atípico e irregular parece reflejar la condición cardiaca del autor. Atípica en su estructura: dos movimientos rápidos, encuadrados en dos lentos y en tonalidades diferentes todos ellos. El contraste entre el primero y segundo es brutal. De la “máxima potencia” desciende a casi camerística. El Rondó tiene querencia por las disonancias, con estallidos instrumentales, hasta agonizar en un “Adagissimo” “extremadamente lento”. En el cuarto el alma parece serenarse  reposar (quizás recuerdos de su hija fallecida). Aquí, la orquesta se remansa, la eternidad llega en toda su grandeza. Se requiere el uso de tres flautas, contrafagot, cuatro oboes, corno ingles, campanas, arpa. Absolutamente atípica y excesiva. Sobrecogedora, y quizás su mejor composición.

 Sábado 20 de Mayo.
Teatro López de Ayala. 20:30
Como novedad la inclusión de la danza con el ballet “Castor y Pollux”, basado en un mito griego. Los hijos de Leda, conocidos como los “Dioscuros”. La partitura es de Santiago Lanchares y hay 14 escenas en las que Lanchares ha dividido esta historia musical, que escribió para piano y percusión (vibráfono y marimba).
La música de ‘Castor & Pollux’ fue estrenada íntegramente por los músicos Miquel Bernat y Ananda Sukarlan a finales de 2014 en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, pero nunca hasta ahora llegó a materializarse como ballet.


El 26 de Mayo se podrá disfrutar de “Los Cuartetos de Cuerda de Almeida Mota para Carlos IV”, a cargo del Ensemble Bonne Corde
Un programa que ofrece como primicia 3 de los 16 cuartetos de cuerda que compuso João Pedro de Almeida Mota en el siglo XVIII, y estaban reservados para los fastos y celebraciones de la Corte. Estos cuartetos poseen una gran importancia histórica en la producción de cámara portuguesa del siglo XVIII. Son las únicas composiciones escritas conservadas para esta formación.
Joao Pedro de Almeida Mota, vive la transición del Barroco al Clasicismo. En algunos archivos españoles figura como Juan Almeida. El descubrimiento que se hizo por parte de Filipe de Sousa en el vecino Palacio Ducal de Vila Viçosa de la partitura del oratorio “La Pasión de Jesucristo” para solistas coros y orquesta, hizo aflorar la existencia, casi ignorada de este compositor luso en los albores de los años 80. A continuación serían las investigaciones de Humberto D´Avila, las que dieron frutos para conocer a este enigmático compositor, que comenzó siendo cantor en la Se de Lisboa. Como curiosidad decir que se dedicó a componer obras sacras y villancicos, que al estar prohibidos en Portugal, tan solo podían interpretarse en las iglesias españolas, donde gozaban de gran popularidad. 


En ocasiones ocupaba el puesto de violín segundo en los cuartetos de la Corte. Durante su estancia como compositor en la Capilla Real y después del cierre del “colegio de los capones”, donde se preparaba a los castrati, compuso estos cuartetos. Pertenecía por igual a la tradición portuguesa como a la española. 
Sus obras superan las doscientas entre cuartetos, misas, piezas para órgano y pueden adscribirse por estilo y vocación a la tradición ibérica. Estos cuartetos son una delicia para el oído especialmente el Cuarteto en sol menor op4 nº 3, con claras influencias de Haydn o Boccherini, que ignoramos si se ejecutará ya que la cartelería no es demasiado precisa al respecto. Habrá que esperar a ver los programas de mano.

 

 27 de Mayo
Residencia Universitaria Fundación Caja Badajoz
Música en Familia
LA HISTORIA DE BABAR, EL PEQUEÑO ELEFANTE
Concierto teatralizado basado en la obra del escritor e ilustrador Jean de Brunhoff y la música de Francis Poulenc. Este cuento musical o composición didáctica, encantará a los pequeños que se irán aficionando a la música a través de la historia del pequeño y entrañable elefante. Nacida gracias al interés de la pequeña Sophie, que se aburre de la música atonal de su tío, y le coloca en el soporte de partituras del piano la historia de un libro que está leyendo. Poulenc decide, afortunadamente, no apartarlo y le pone música. Esta obra puede encontrarse en las dos versiones (con o sin narrador). La que nos regala este ciclo es el cuento “para narrador y orquesta sinfónica”. Compuesta por secciones individuales de música como “la rêverie, el nocturno, la nana”, también existen otros momentos en que la concordancia de la pintura musical es total con el texto narrado

Sin olvidar la Música en la Calle/Música Na Rua que amenizará distintos espacios de la capital.

Domingo 4 de Junio, 19.30 h.
Teatro López de Ayala
BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA DE BADAJOZ
Concierto de solistas para un aniversario.150 Años
A beneficio de la Asociación Oncológica Extremeña (AOEX
Obras de Weber, Stölzel, Manfredini, Doppler, Strauss, Glazunov y del extremeño Miguel Del Barco.

11 de Junio 20:00
Residencia Universitaria de la Fundación Caja Badajoz
El Festival Joven, sección del Festival Ibérico dedicada a estudiantes de música y jóvenes intérpretes, acoge en su séptima edición un concierto de tres solistas de la Orquestra Sinfónica Juvenil Portuguesa.
 Ana Paula Sousa (violín), Beatriz Acosta (viola) y  Cinzia Piredda (piano) que interpretarán un programa con obras de Brahms, Grieg y Spohr Este grupo de cámara llega desde Lisboa.


16 de junio.
Casas Consistoriales (plaza Alta) a los 20,30 h
Recital de guitarra con sabor extremeño, a cargo de Juan José Rodríguez,

Obras de Bach, Mertz, Frank Martin y Albéniz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.