Google+ Followers

domingo, 23 de julio de 2017

Concierto de Música de Cine de Fernando Velázquez. 23 Festival Ibérico de Cine


"El Orfanato" posee secciones de un romanticismo arrebatador, donde el compositor juega con las voces del coro hasta culminar en ese pianissimo pleno de esperanza. Fernando Velázquez utiliza el cromatismo de los vientos y cuerdas para transmitir sensaciones, con pequeños apuntes deudores de Dani Elfman. y Bernard Herrmann. El autor juega con momentos descriptivos (Atropello) o instantes de un intenso lirismo, exprimiendo las posibilidades de todos los instrumentos, utiliza finales golpeados para enfatizar instantes álgidos.
La estructura de "Lope" juega partiendo de un 3/4 donde elabora y reelabora la partitura; con reminiscencias del siglo de oro; dejando jugar a la guitarra amplificada y a la percusión para evocar danzas y cadencias de la época. Aunque la intención del creador es renovadora. No bucea en lo arcaico, ni en la simple imitación de los modos áureos. Aunque se base en éstos, el clasicismo se apodera del pentagrama. Tampoco se empeña en afanes excesivamente historicistas, ya que entonces se habría empleado la vihuela o la guitarra barroca. Destacar los hermosa melodía de los vientos para el epílogo.


En "Zipi y Zape en la isla del capitán", utiliza recursos del sinfonismo más ortodoxo junto a música descriptiva, combinando lo épico y lo misterioso con los sinfónico. Una excelente partitura que quizás mereciera figurar en otra película.

"Lo imposible" es casi un adagio, una BSO triste e intensa, tremendamente descriptiva
A continuación, la Orquesta de Extremadura interpretó "Zipi y Zape en el Club de la Canica". Un score de gran calidad que merece, como ya dije, otro tipo de película. Buen uso de la orquesta y elegancia formal, la partitura navega desde la fanfarria a las influencias de los grandes horizontes del western. Aires góticos (vía hermanas Brönte) llegaron con "La Cumbre Escarlata", ejecutada por la orquesta en uno de los momentos más intensos del concierto. Esta partitura de un romanticismo exacerbado y enfermizo, es una de las obras más perturbadoras de este compositor
Para "Ocho Apellidos Vascos", el concepto es mucho más lúcido, utilizando percusión (castañuelas, etc), o combinando instrumentos típicos de cada cultura, consiguiendo hibridar la notación con lo que sucede en la pantalla, un reto bastante difícil, dado lo esperpéntico de la trama

En "Un Monstruo Viene a Verme" la utilización del coro es modélica, en difícil equilibrio entre lo melodramático y el fantástico (nuevamente Elfman). Fernando Velazquez juega inteligentemente con lo emotivo. Destacar el Impresionante, lúcido y  delicado diálogo con la cuerda.
"Hércules" es otra de esas películas donde la BSO es superior a la textura fílmica. Utilización de la percusión para instantes épicos y clasicismo en lo narrativo, con los vientos realzando la epopeya y en algunos compases muy "anabolizados".
El compositor tenía reservada una sorpresa para el final, ante los profusos aplausos del público, presentó como primicia mundial una pieza de su banda sonora para la película de Win Wenders 'Inmersión', donde  James More (James McAvoy) y Danielle Danny Flinders (Alicia Vikander) son dos amantes. El titulo de la obra es precisamente "Danielle y James" y el mismo compositor confesaba sus influencias del cine francés de los 60 y de obras como "Jules et Jim" o las creaciones de Michel Legrand. Como muestra, un botón. La hermosa y evocadora melodía, con predominio de la cuerda, dejó al público con ganas de más.

Poco puede añadirse a la calidad de una agrupación como Orquesta de Extremadura, ignoro el tiempo de que habrán dispuesto para ensayar, pero la ejecución fue técnicamente apabullante, así como el perfecto empaste de las voces de los coros "Ziryab" de Córdoba y "Coro de Cámara de Extremadura". A destacar la querencia de Fernando Velázquez por dar a las violas pasajes, antes de que la sección de cuerda ejecute al completo, su adhesión a esos pizzicatos tan caros a la narrativa fantástica que en alguna obra primiciaron los chelos, para ser continuados por los contrabajos. o la utilización de instrumentos como el arpa, imprescindible en canciones infantiles de terror.
 Un concierto de altura el ofrecido por Orquesta de Extremadura y Fernando Velázquez. Una propuesta notable programada por 23 Festival Ibérico de Cine, que el publico pacense supo agradecer y disfrutar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.